miércoles, 25 de enero de 2012

El Pez Leon en Venezuela

El Pez León (Pterois volitans) de la familia Scorpaenidae, es originario del océano pacifico e indico y es un pez muy llamativo por las espinas que adornan su cuerpo y por sus colores. Estas características han llevado a su comercio ilegal como animal exótico y esto posiblemente ha generado su liberación en ecosistemas ajenos al suyo. El problema con este curioso animal que mide entre 5 y 35 cm es que es un gran depredador que se oculta en los arrecifes, cazador de un gran numero de peces y animales invertebrados como langostas y cangrejos. Por ende, es una amenaza real para muchos de nuestros peces lo cual naturalmente generaría un problema ecologico. El investigador Juan Posada de la Universidad Simón Bolívar describe al pez leon como "un depredador voraz, capaz de poner en riesgo el reclutamiento de importantes especies de peces e invertebrados de importancia comercial, entre ellos pargos, mero, corocoros, y langostas, así como de relevancia ecológica, tales como los peces loro y otros herbívoros, que mantienen a raya el crecimiento de macroalgas sobre los corales."

Estudios cientificos arrojan la posibilidad de que en 1992 durante el desastre que causo el huracan andrew en la florida estadounidense hayan sido liberados accidentalmente de un acuario 6 peces leon, lo cual ha generado a lo lago de 20 años una amenaza a las poblaciones de peces del mar caribe. La Organizacion Nacional de Salvamento y Seguridad Maritima de los Espacios Acuaticos de Venezuela, ONSA, dice en su reporte que los avistamientos comenzaron en:

"Las Bahamas, en 2004; Cuba y Turks y Caicos, en 2007; República Dominicana, Islas Caimán y Jamaica, Santa Cruz, Haití, Puerto Rico, Belice y Colombia, en 2008. Mientras que ya este año (2010) hay reportes en México, Costa rica, Panamá, Honduras y Aruba. El más reciente fue en Bonaire, el pasado mes de octubre 2010".


 


Inevitablemente, el Pez León llego a Venezuela. Aqui hay un interesante mapa de la ONSA en el cual presentan un registro de los avistamientos en nuestro pais. El mapa posee la fecha y las coordenadas de dichos avistamientos.




El llamado general de las instituciones en caso de avistamiento de un especimen es, dependiendo del grado de experiencia de la persona, su captura y remoción del espacio acuático o alejarse del pez. Las espinas que posee el pez en su cuerpo son altamente venenosas por lo cual cualquiera de estas dos alternativas debe hacerse con mucho cuidado. Si bien el veneno no es mortal, la persona que entre en contacto con alguna de las 18 espinas del pez león experimentará dolor intenso en la zona afectada, seguida por inflamación y reacciones sistémicas como nauseas, vómito, dolor de cabeza, mareos, dolor en las articulaciones y ansiedad. Estos síntomas pueden durar horas y en el peor de los casos, días.


La página web Acuatic Experts publicó las siguientes instrucciones en caso de contacto accidental con el animal:


 "En caso de haberse hecho contacto físico directo con las espinas de tan ponzoñoso pez, pues proceda diríjase a un centro de atención hospitalaria, donde el tratamiento a seguir debería consistir en la limpieza de la herida con suero salino para impedir que queden restos de la espina y sus glándulas venenosas, así como sumergir la zona afectada en agua tan caliente como se pueda soportar (unos 45ºC), durante 30 minutos o más, ya que el veneno del pez león es una proteína que se desnaturaliza con el calor. Si el dolor es muy intenso, son útiles los analgésicos no morfínicos (recomendado) o anestésicos locales como novocaína, xilocaína o bupivacaína (a veces, vía infiltración local).


Si ve un pez león, trate de tomarle una foto y registre el lugar y fecha de su avistamiento. Si decide capturarlo, evite tocar las aletas y use una bolsa o una malla con asa, ya que son fáciles de atrapar por este medio. Una vez capturado, consérvelo refrigerado y comuníquese con las autoridades (Oficina Nacional de Diversidad Biológica, 0212-4084748) y/o alguna de las siguientes instituciones e investigadores:


Fundación Científica Los Roques: Bellatrix Molina (fclr.director@gmail.com; 0212-8928868)
Museo Marino: Bladimir Rodríguez (museomar@cantv.net; 0212-2411712)
Universidad Simón Bolívar: Juan M. Posada (jposada@usb.ve; 0212-9063048)
Fundación La Salle de Ciencias Naturales: Oscar Lasso (oscar.lasso@fundacionlasalle.org.ve; 0212-7095811)
Fundación Caribe Sur: Juan Carlos Fernández (caribesur@gmail.com; 0212-9510041)"


LQ