viernes, 8 de febrero de 2013

Amuay: 6 meses


6 meses, 2 eventos electorales, vacaciones navideñas y ahora vacaciones de carnaval no han sido motivación suficiente para que el gobierno regional y PDVSA terminen los trabajos de reconstrucción de las zonas afectadas por la explosión que sacudió a Punto Fijo el pasado 25 de Agosto.

Antes de las elecciones presidenciales, PDVSA se encargó de reparar muchas viviendas afectadas en las zonas cercanas como San Rafael y el sector Ali Primera. Repararon techos, donaron e instalaron ventanas en muchas casas. Esa primera respuesta de las autoridades en esos dos sectores fue rápida (aunque algunas de esas casas no deberían seguir en pie pues no cumplen los retiros de seguridad con respecto a la refinería) pero posteriormente parecieran haber abandonado los trabajos. Especialmente en la Avenida Ali Primera, principal eje vial y turistico de la Peninsula de Paraguaná. Ese es el tema que nos ocupa en este artículo.

La tragedia aún no tiene ni tendrá investigación y mucho menos resultados. Esto nos molesta pero no nos indigna, porque para que haya indignación debe haber sorpresa y la impunidad ya no nos sorprende. Lo que si es desconcertante es la "solución" adoptada por las autoridades en tan importante arteria vial.

En vez de limpiar el sector y así al menos lograr que los turistas olvidaran la tragedia que se llevo tantas vidas, decidieron colocar laminas de acerolit (de color rojo por supuesto) para tratar de ocultar la devastación. Las infames láminas rojas ni siquiera cumplen su propósito: Los tanques de la refinería se ven destruidos. Algunos edificios no fueron tapados y hay muchas laminas que se han caído no sólo dejando ver los terrenos con escombros sino poniendo en riesgo las vidas de los que transitan la autopista.

Las fotos presentadas a continuación fueron tomadas el día 1ro. de Febrero en un rápido y casual recorrido en vehículo. Son todas áreas de acceso público y no se requiere ningún esfuerzo especial para apreciar la destrucción. De hecho, surge la inquietud de un trabajo más a fondo.





                 Este terreno baldío alojaba muchos negocios y algunas casas. Todo fue destruido.






 Las infames vallas rojas desmoralizan diariamente a los habitantes del sector


 El edificio Don Antonini debe ser demolido para evitar invasiones en un area de riesgo


 No son escenas de la guerra en Afghanistan, esto es la Av. Ali Primera


La parada de autobus no se ha reparado desde hace 6 meses. Es un peligro latente para los usuarios 

Esta era la entrada alterna a la Urb. Judibana. Se mantiene cerrada y sin movimiento



 Cuanto puede costar arreglar esta pequeña pared? PDVSA no tiene el dinero suficiente?




LQ